LOTERÍA CANERA

El grabado, un paso hacia la libertad

Abril 2021

 

                                                         

 

El taller de grabado “Gráfica Siqueiros” nació en 2017, dentro de la cárcel Santa María de Ixcotel en Oaxaca de Juarez. Este proyecto iniciado en México ha cruzado fronteras y prosigue hoy en cárceles francesas, en colaboración con la asociación La Rutile.

 

Creado por César Chávez y Jason Pfolhl, el taller debe su nombre al famoso artista Mexicano David Alfaro Siqueiros, activista político de línea comunista, encarcelado en 1962 para cumplir una condena de ocho años. Le acusaban de haber organizado manifestaciones estudiantiles, que se transformaron en disturbios, sembrando caos en la capital durante varios días. 

 

Realizado en su totalidad por personas privadas de libertad en el cereso de Oaxaca, el juego de lotería LOTERÍA CANERA es el primer proyecto llevado a cabo por el taller Gráfica Siqueiros. Se compone de cuarenta y cuatro imágenes representando momentos de la vida cotidiana en el medio carcelario. Al igual que el Dr Lakra, celebridad mexicana del tatuaje, hijo y digno heredero de Francisco Toledo, numerosos artistas se han involucrado en la animación de estos talleres artísticos y participativos en medio de centros de detención, tanto en México como en Francia.

A partir del inicio del mes de abril, podrán descubrir una selección de grabados originales en las vitrinas del Instituto Cultural de México que se da a la calle Vieille du Temple.

Si  deseen apoyar los proyectos del Taller Gráfica Siqueiros, es posible comprar grabados originales con Geoffroy Plantier, Presidente de La Rutile, correo : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 


 

Lotería Canera y Taller Gráfica Siqueiros en Oaxaca 

 

Conversación con César Chávez, cofundador del Taller Gráfica Siqueiros y  

Geoffroy Plantier, promotor cultural y director de la asociación francesa La Rutile. 

 En el marco de la exposición: 

LOTERIA CANERA. El grabado, un paso hacia la libertad. 

Instituto cultural de México en Francia – Paris, Abril 2021. 

El taller de grabado Gráfica Siqueiros nació en 2017, dentro de la cárcel Santa María de Ixcotel en Oaxaca de Juárez. 

 

LA LOTERÍA MEXICANA

 

La lotería es un juego de azar colectivo indispensable de las ferias y mercados de México. Vinculado a las festividades religiosas, carnavales o fiestas de barrio, la lotería permite reunir chicos y grandes en torno a tablas de imágenes de personajes emblemáticos de la cultura e historia del país. Su carácter popular y de juego fácil incluye todo curioso sin importar su origen y estatus social.

Entre las imágenes de los naipes encontramos por ejemplo, “La Bandera”, “El Sombrero”, “El Nopal”, “La Corona”, “El Sol”, “La Muerte”, “El Indio”,  “La Dama” y “El Diablito”. Las diversas figuras esbozadas parecen constar de una cohabitación de patrimonios culturales en el territorio mexicano. Los personajes nos indican los grupos sociales y étnicos del México de la época colonial, pero también la historia después de la Revolución, de un paisaje nacional, e incluso se incluyen iconos del imaginario europeo medieval e indígena.

La lotería mexicana es un condensado importante de la constitución identitaria del país y prueba de ello es su gran vitalidad y reapropiación a lo largo y ancho del territorio. Su popularidad ha incluso atravesado fronteras, siendo adoptada por la comunidad chicana en Estados Unidos. Su iconografía ha inspirado creadores contemporáneos y activistas políticos. Por mencionar algunos casos, Felix Frederic d'Eon transpuso los códigos estéticos de la lotería en una perspectiva queer, Patricia Espinosa alude en su obra a la violencia integrando figuras como el Narco o el Secuestrado y las poetas Elisa Ramírez y Miguel Zacarias y Bustos,  compusieron versos inspirados en los cantos de los gritones.

 

Cómo se juega

El juego consiste en que cada jugador tiene una plancha con 16 o 9 imágenes, según el formato del juego. Un “gritón” mezcla una serie de naipes con imágenes, con frecuencia 54 y los va nombrando al azar. La elocuencia y creatividad del “gritón” es fundamental para el éxito de juego. Los más hábiles hacen uso de rimas y acertijos. En algunos casos sus cantos incluyen burlas y crítica social o política.

Los jugadores, atentos al cantar del “gritón” van marcando en sus tablas las imágenes cantadas. Es común que la marca se indique en la plancha usando frijoles, piedras, garbanzos, o hasta bolitas de papel periódico, según los recursos a disposición.

El ganador será aquel que logre marcar la totalidad de las imágenes de su tabla. A veces se puede ganar marcando una línea en diagonal o recta. Eso dependerá de las reglas que establezca el “gritón” al inicio del juego. El ganador deberá gritar ¡Lotería! para avisar que ha completado su tabla. Si olvida hacerlo pierde su premio. El premio con frecuencia es la totalidad de un  monto de dinero apostado al inicio del juego, o bien un lote de premios establecido por el “gritón”.

Además, la diversión puede trasladarse a casa, pues es posible comprar el juego en el mercado o en una papelería para uso familiar.

 

Un poco de historia

 

El juego de la lotería es de origen italiano. Tras su difusión en España en el siglo XV, llega a México en el periodo colonial. Las primeras loterías registradas en México remontan al siglo XVIII. Primero siendo un juego de las elites criollas, poco a poco circuló en espacios populares gracias a la difusión de los gritones o “polaqueros” que viajaban con sus tablas pintadas para rentarlas.

En un inicio las planchas, conocidas también como “polacas” eran de madera o metal y se producían a mano, de modo artesanal. Cada polaquero cargaba una lotería con su propio estilo. A finales del siglo XIX, la producción industrial remplaza las planchas artesanales y dos tipos de loterías se imponen en el país: la lotería campechana (de 80 naipes) y la lotería mexicana (de 54 naipes).

 

La primera versión impresa registrada es la llamada Lotería mexicana de “Don Clemente Gallo”. Fue producida por la empresa Pasa Tiempos Gallo y diseñada en 1887 por el comerciante francés Jacques Clemente, quien se inspiró en versiones anteriores del juego. Hoy en día, sigue siendo la versión más popular y la fábrica de Jacques Clemente sigue produciendo dicho juego, cuya apariencia casi no ha evolucionado desde su creación. El naipe heráldico de esta versión es “El Gallo”; un guiño simbólico al origen e identidad francesas de Jacques Clemente. ¡Quién diría que la lotería mexicana sería un elemento cultural más que habla de los destinos cruzados de México y Francia!

 

 

 

Un poco más...

 

 

LOTERÍA CHERANÍ

Azar y relajo contemporáneo purépecha

 

Fotografías del colectivo Ritual Inhabitual

En colaboración con la comunidad purépecha de Cherán

 

Con plena irreverencia y en eco a la idiosincrasia fiestera de los mexicanos, el colectivo Ritual Inhabitual fotografió en noviembre 2020, en la víspera del Día de muertos, a miembros de la comunidad indígena purépecha de Cherán, disfrazados de naipes de la lotería mexicana.

La propuesta surgió de modo espontáneo cuando los artistas chilenos Florencia Grisanti y Tito Gonzalez se encontraban de visita en la comunidad trabajando en otro de sus proyectos. La repartición de los naipes fue aleatoria y el modo de resolver la representación asignada fue completamente libre.

La cámara inmortalizó un acto de travestismo para ingresar al reventón improvisado. Por suerte, lo efímero tiene sus recovecos en la memoria y el arte es su fiel cómplice. Retrato, Personaje, Figura, Icono, todas son nociones que se barajean para presentar una identidad y/o una personalidad. Aquí, en la Lotería Cheraní, los naipes revelan juego, humor chocarrero y belleza, pero también rebeldía, resistencia, voluntad y solidaridad. Una vez más, el pueblo cheraní da cuenta de su gran amor por la vida y y su capacidad de apropiarse de indumentarias varias, dejando su huella en el territorio que ocupa.

San Francisco Cherán, es una comunidad indígena del pueblo Purépecha ubicado en el estado de Michoacán en México. Insertada en la meseta purépecha, el bosque funge como elemento central del imaginario de este pueblo indígena. Desde 2011, la comunidad es internacionalmente conocida por su lucha territorial y resistencia cultural.

Les presentamos aquí una selección de dos planchas con 18 naipes de la Lotería Cheraní.

 

 

 

 

 

Sobre el colectivo: http://www.ritualinhabitual.com

 

 

 

 

 

 

 

Concepción : La Rutile et l'Institut Culturel du Mexique 

Montaje : Ingrid Arriaga, Marion Dellys, Fredy López, Romaissae Guazzaoui, Clémence Meinier

Concepción : La Rutile et l'Institut Culturel du Mexique 

Documentación: Clara Friedlander e Ingrid Arriaga.

Agradecimientos especiales : Taller Gráfica Siqueiros y colectivo Ritua linhabitual

 

 

 

París, 2021